You are currently browsing the monthly archive for April 2007.

Eso es lo que sentí, en los primeros 15 minutos de “The Reaping”, película que está hace un rato en cartelera. Me sentí sumamente ofendida con la imagen de Chile, Conce para ser específica, que el director transmitió: pobre, tercermundista, crédulo.

 

Y cuando le conté a la Fran me preguntó si era como la imagen que tenemos de los peruanos y claro que si, y terminé haciéndome cargo de mis prejuicios, porque con que cara me molesto con un gringo que vive al otro lado del mundo y yo vivo prejuciada de mis vecinos. Claro, porque si en vez de poner “Concepción, Chile”, el director pone “Chimbote, Perú” yo me quedo de lo más tranquila, sin mayor cuestionamiento. Así que la moraleja de hoy, es ojo con los prejuicios.

 

Y la Fran también me dijo, que esa rabia que sentí, es la misma que siente cuando en las noticias aparecen los entrevistados de Puerto Aysén, Puerto Chacabuco, y su tierra Coihayque, puros campesinos, manteniendo asi el imaginario que más allá de puerto montt (o santiago dirán algunos) no hay ciudad.

Advertisements


Hoy por el diario me he enterado que este 31 de marzo ha muerto Paul Watzlawick. El primer libro que leí de este teórico comunicacional fue “el arte de amargarse la vida”, excelente manual que comparto hoy con ustedes.

Watzlawick nos dice que hay dos formas de llevar una vida amargada: la primera es dejándose arrastrar por las circunstancias de la vida y el otro es hacerlo completamente a propósito y agrega: “Llevar una vida amargada lo puede cualquiera, pero amargarse la vida a propósito es un arte que se aprende, no basta tener alguna experiencia personal con un par de contratiempos.” Y este es el objetivo de este manual: “presentar una introducción metódica, fundamental y basada en una experiencia clínica de decenas de años, a los mecanismos más útiles y seguros de la vida amargada.”